Opinión

El manual de los romances rotos -2da parte-

Me senté en una cafetería del centro, me citó a las 18:00 hrs, llegó 15 minutos después y ciertamente, sufro una enfermedad  que se llama puntualidad, entonces estaba impaciente, de pronto llegó y comenzó diciendo: “Alejandro, eres demasiado perfecto para mí”.

Nunca he podido explicar lo que dijo, estoy lejos de ser perfecto, me muerdo el labio inferior cuando estoy nervioso, muerdo mis uñas y tengo un río de ocurrencias.

Había días clásicos, momentos únicos donde una taza de café iluminaba lo que parecía comenzaba a ser romance, después de dos citas podía considerarse que, ya comenzaba a formarse una historia, una de esas que tenían un comienzo pero, estaban lejanas a un final -o al menos eso parecía-.

Y es que, todos hablan de amor pero, nadie lo entiende. digamos que, utilizamos de pretexto las cafeterías para conocer a las personas; entramos en un círculo vicioso adictivo que está lejano de terminar, todo comienza con un: ¿Y si tomamos un café?

Esa es la invitación que abre la puerta de vidas enteras, es como una llave al baúl emocional, es como un ritual emocional, podríamos entender entonces a las cafeterías como catedrales de romances, ese lugar en donde puede comenzar o terminar una historia.

¿Cuántas historias vivimos dentro de una misma vida? Las posibilidades son infinitas, soy de los que cree que tenemos un amor por cada etapa de nuestra vida; cuando encontramos a la persona que nos sigue enamorando durante diversas etapas es, el gran amor de nuestra vida.

¿Cómo comenzó este ejercicio? Este pequeño manual es sólo un pretexto para hacer entender a las personas que, los seres humanos somos un laberinto emocional, hace años pensé que tendría una vida “normal” hoy todo es completamente diferente, no les miento, quería casarme con la chica que me cautivaba el alma, pero después entendí que, no era tan simple.

Que las cosas eran una eterna comunión de factores; comencé a ir al cine solo, a comer solo, a disfrutarme y a ser más exigente conmigo, el amor siempre está plagado de circunstancias, es cierto, hoy agradezco que esas circunstancias cambiaran mi vida, que las mujeres que han llegado a mi vida han dejado una parte que nutre mi personalidad, en esencia, este manual se ha convertido en el delicioso manjar de la espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s