Deportes México

Las viejas glorias del tenis mexicano

Me enamoré del tenis cuando era niño, cuando me toco ver una serie de Copa Davis entre México y Chile, en la que Alejandro Hernández venció a Marcelo Ríos, es cierto, me emocioné, grité y amé ese deporte, me apasioné tanto que, seguía todo el acontecer de los tenistas mexicanos y los resultados que cada uno tenía, me empapé de su historia y me cautivó saber que, México era un país con una gran historia en ese deporte..

 

¿Por qué escribiré hoy de tenis?

El pase de Santiago González a la semifinal de Roland Garros (en dobles) me puso feliz y me hace escribirles sobre un tema que pocos conocen; México llegó a ser potencia mundial en tenis en la década de los sesenta.

¿Por qué nadie (o muy pocos) lo recuerdan?

Digamos que, fue una década complicada para México, una época llena de vaivenes emocionales y muchísimos problemas sociales y políticos; no por algo es recordada por los movimientos estudiantiles, por represión y nula libertad de expresión y a pesar de ser una década con grandes logros deportivos, desafortunadamente, no se hablaba de otra cosa que no fuera la poca estabilidad del país.

Rafael “El Pelón” Osuna es considerado como el mejor tenista mexicano de la historia, murió trágicamente en 1969 en un accidente de avión, de los más trágicos de la historia de este país; incluso, se ha llegado a catalogar como un “crimen de estado” ya que en ese vuelo se encontraba Carlos Madrazo, uno de los políticos que, comenzaba a reformar al PRI.

Rafael perdió la vida a los 30 años de edad dejando un palmarés impresionante, convirtió al tenis en el deporte nacional, convirtió a México en el primer país latinoamericano en llegar a una final de Copa Davis (1962) y uno de los primeros en ganar un torneo de Grand Slam y el único mexicano en la historia de singles en ser catalogado número 1 del mundo.

Junto con Raúl Ramírez (4to mejor jugador del mundo en singles y 1ero en dobles) es considerado el mejor jugador de la historia del tenis mexicano.

México logró en 1968 oro en todas las modalidades del Tenis Olímpico (considerado de exhibición) de ese tamaño era la grandeza del tenis mexicano.

¿Dónde quedó la gloria del primer país latinoamericano finalista de Copa Davis?

Quedó olvidada en el diván de los recuerdos, en la historia, quedó sumergida por malos manejos y dirigentes mediocres que destruyeron un deporte que era gloria nacional; pasó de ser un país respetado a estar olvidado en el Grupo II de la Zona Americana y este año, perdió con Guatemala en busca del ascenso.

¿A qué se debe el declive?

Es sencillo, el tenis entró en el olvido nacional, muy pocos creen que México tuvo grandes tenistas y grandísimas selecciones, muy pocos lo apoyan, el día de hoy, carece de patrocinadores y derechos televisivos.

México tiene que volver a tener un deporte blanco de respeto, para eso, debe enfocar sus esfuerzos en mejorar instalaciones y generar alianzas estratégicas. Nos urge recuperar una posición privilegiada, necesitamos apoyar a nuestros tenistas desde la raíz para convertirlos en jugadores de calidad.

Te extraño, tenis mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s